martes, 6 de noviembre de 2012

Una hora de clase:

Te voy a contar mis largas horas en clase....
Normalmente me siento,  ya pensando: ¡ PUFF... qué largo se me va hacer el rato!
Pero, cuando empiezas a enterrarte de algo, parece que se te va haciendo más ameno ¡PERO QUE VA! Miras el reloj y ¡solo han pasado 10 minutos!
Y, es en ese momento de la clase que empiezas a mirar una mota, el estuche del compañero, hablar con el de atrás, hacer que escuchas al profesor...
Y de repente oyes una voz que te dice ¡EY, M...! y te entra ese escalofrío, por todo el cuerpo, de pensar lo que va a pasar...
Y es cuando le ruegas, susurrando, al de al lado: ayudame  y parece que te has salvado.
Y como cada 10 minutos vuelves a mirar el reloj y te das cuenta de que ya ha pasado media hora, o así.
Ahí es cuando el profesor empieza a gritar y a enfadarse porque no hemos estudiado o porque no hemos hecho los deberes , y  una de tantas maneras de hacer perder el tiempo tan valioso del profesor....
Oyes ¡RINN RINN RINN! y parece que ya está el sonido salvador. Aparece  esa sonrisa de oreja a oreja.
Pero... ¡Preparate para la siguiente clase! -Morena99-
schule04.gif (9424 bytes)