jueves, 8 de noviembre de 2012

Llegando a clase:

gatito bostezando f
Me levanto todos los días pensando que, dentro de una hora, me tocará ir a clase.
La misma rutina de siempre.
Cruzándome el centro de la ciudad, me va cambiando la cara.
Pienso que hoy va a ser uno de tantos días...que me voy a aburrir en clase, pero es lo que hay.
Es necesario estar atento a las explicaciones del profesor.
¡Ay! todos sabemos que no se puede estar todo el día intentando razonar lo que nos dicen.
De repente, ringggg, el maravilloso sonido de siempre, el timbre. Hora de entrar en clase.
Tengo que sentarme en el sitio, sacar de mi mochila todo lo necesario de esa materia.
En efecto...va a ser uno de esos aburridos y cansinos días... -Compin13-