miércoles, 7 de noviembre de 2012

Un día en la clase de Lengua.

Para mi una clase de Lengua es muy interesante.
Lo que más me gusta es cuando la profesora explica cosas de ortografía.
Lo que menos me gusta es el rato de estudio de Literatura, porque, a veces, me pongo nervioso por si tengo que exponer mis ideas delante de todos mis compañeros.
Pero qué tranquilo, satisfecho y alegre me siento al terminar la clase si he podido pasar desapercibido y no he tenido que hablar.
¡Ya puedo relajarme en los cinco minutos de tiempo libre para la siguiente clase! -Ra-